voltios.es.

voltios.es.

Energía mareomotriz: generando energía del movimiento del mar

Energía mareomotriz: generando energía del movimiento del mar
La energía mareomotriz es una forma de energía renovable que aprovecha las mareas y corrientes del océano para generar electricidad. El mar es una fuente de energía inagotable, ya que siempre está en movimiento, lo que lo convierte en una alternativa atractiva a otras formas de energía no renovable como los combustibles fósiles. La energía mareomotriz se utiliza desde hace siglos para moler grano o bombear agua en zonas costeras. Sin embargo, desde hace algunas décadas se ha avanzado en su aplicación para generar electricidad. En este artículo, profundizaremos en cómo funciona esta tecnología, sus pros y contras, y los proyectos más relevantes que se desarrollan en todo el mundo.

Cómo funciona la energía mareomotriz

La energía mareomotriz se basa en el movimiento del mar, que es generado por la atracción gravitatoria del sol y la luna. Esto provoca que los niveles del mar suban y bajen de forma regular, lo que se conoce como mareas. Estas mareas pueden ser aprovechadas para generar electricidad de forma similar a la energía hidroeléctrica que se genera en las presas. En la energía mareomotriz, el agua de las mareas se retiene en una cuenca o una presa y luego se libera mediante turbinas que accionan un generador eléctrico. Cuando las mareas bajan, se cierra la compuerta de la presa y se retiene el agua en la cuenca. Cuando las mareas suben, se abre la compuerta y el agua fluye a través de las turbinas para generar electricidad. Este proceso se repite de forma cíclica, aprovechando la energía cinética del agua de las mareas para accionar las turbinas y producir electricidad. Una de las ventajas de esta tecnología es que se puede prever con exactitud la energía que se generará, ya que las mareas son un fenómeno muy predecible.

Pros y contras de la energía mareomotriz

La energía mareomotriz es una forma limpia y renovable de producir energía, que reduce la dependencia de los combustibles fósiles y la emisión de gases de efecto invernadero. Además, aprovecha una fuente de energía que no se agota, lo que la convierte en una alternativa sostenible a largo plazo. Por otro lado, la instalación de plantas mareomotrices requiere de una importante inversión inicial, ya que debe construirse una presa o un canal para retener el agua de las mareas. Además, para que la energía mareomotriz sea eficiente se necesita un gran volumen de agua y una diferencia significativa entre las mareas alta y baja. Otra de las limitaciones de la energía mareomotriz es su impacto ambiental. La construcción de una presa o un canal puede alterar el ecosistema marino, dificultando el acceso de los peces a sus lugares de reproducción o alimentación. Asimismo, la energía generada puede producir un efecto negativo en los sedimentos del fondo marino, alterando la circulación y afectando la vida de los seres que habitan en el fondo del mar.

Proyectos de energía mareomotriz en el mundo

Aunque la energía mareomotriz es una tecnología aún incipiente, hay diversas plantas en el mundo que aprovechan esta forma de energía. En Europa, la mayor productora de energía mareomotriz es Francia, seguida de Reino Unido, Noruega y Portugal. La planta de energía mareomotriz más grande en operación en el mundo es la de La Rance, en Bretaña, Francia. Inaugurada en 1966, esta planta produce cerca de 500 gigavatios al año, suficiente para abastecer a 250.000 hogares. Otro proyecto destacado es el de la Bahía de Fundy, en Canadá, que cuenta con las mareas más importantes del mundo. El proyecto FORCE, que comenzará a operar en 2020, contará con cuatro turbinas para explotar el potencial energético de la bahía de Fundy. También destaca la planta de energía mareomotriz de Swansea Bay, en Gales, que será la primera en el mundo que utilice un sistema de turbinas de energía mareomotriz flotante. Este proyecto, que se espera que entre en funcionamiento en 2021, tendrá una capacidad de 320 megavatios y generará suficiente energía para 155.000 hogares.

Conclusiones

La energía mareomotriz es una forma de energía renovable con un gran potencial de desarrollo. Aunque es más costosa que otras formas de energía renovable, como la solar o la eólica, presenta ventajas como la predictibilidad de la producción de energía y el hecho de aprovechar una fuente de energía inagotable. Sin embargo, la energía mareomotriz también presenta limitaciones, especialmente en cuanto a su impacto ambiental, por lo que se requiere de un análisis detallado antes de su implementación en zonas costeras. La energía mareomotriz está aún en sus primeras etapas de desarrollo, pero hay diversos proyectos en marcha que pueden ayudar a impulsar su crecimiento en el futuro. Su aplicación supone una alternativa limpia y sostenible a las formas de energía no renovable, lo que la convierte en una opción interesante para el mundo de la electricidad y la tecnología.