¿Cómo se realiza la monitorización y control de la generación eléctrica?

La monitorización y control de la generación eléctrica es una parte esencial del funcionamiento de todo sistema eléctrico. En este artículo, explicaremos en detalle cómo se realiza dicha monitorización y control en diferentes tipos de generación eléctrica.

Generación eléctrica convencional

En la generación eléctrica convencional, la monitorización y control se realiza mediante un centro de control de generación. Este centro recibe información sobre la producción de energía de cada planta de generación y la transmite a las empresas eléctricas encargadas de distribuir esa energía. Además, el centro de control es responsable de garantizar que la generación de energía se adapte a las demandas de los consumidores en todo momento.

Una de las herramientas más importantes para la monitorización y control en la generación eléctrica convencional es el sistema SCADA (Supervisory Control and Data Acquisition). Este sistema permite al centro de control de generación monitorear la producción de energía en tiempo real y ajustar la generación de energía para satisfacer las demandas del mercado.

Generación eléctrica renovable

En la generación eléctrica renovable, la monitorización y control es un poco diferente. Como muchos tipos de energía renovable dependen de condiciones climáticas variables, es importante monitorear cuidadosamente la producción de energía y ajustarla según sea necesario. Para hacerlo, se utilizan sistemas sofisticados de control, que se encargan de monitorear los datos clave y ajustar la generación de energía de manera automática.

Entre los sistemas de control más comunes utilizados en la generación eléctrica renovable se encuentra el sistema de control de la velocidad del viento, que ajusta las turbinas eólicas para optimizar la producción de energía en función de las condiciones del viento. En el caso de la energía solar, se utilizan sistemas de monitoreo que controlan la inclinación y la orientación de los paneles solares para maximizar la cantidad de energía recolectada.

Generación distribuida

La generación distribuida es un modelo en el que se utilizan pequeñas plantas de generación para producir energía localmente, lo que reduce la necesidad de transporte de grandes cantidades de energía a larga distancia. Esto conlleva la necesidad de controlar y ajustar la generación de energía en tiempo real según la demanda del mercado.

En la generación distribuida, también se utilizan sistemas de monitoreo y control, que permiten a los operadores de la red verificar la producción de energía de cada planta y ajustarla si es necesario. Los sistemas de control de la energía también se utilizan en la generación distribuida para garantizar que la producción y el consumo de energía se equilibren correctamente en todo momento.

Conclusiones

La monitorización y control de la generación eléctrica es una parte esencial de cualquier sistema eléctrico moderno. Los sistemas de control permiten a los operadores de la red monitorear la producción de energía en tiempo real y ajustarla según la demanda del mercado. La elección del sistema de control adecuado depende del tipo de generación eléctrica. En la generación eléctrica convencional, se utiliza un centro de control de generación con un sistema SCADA, mientras que en la generación eléctrica renovable y distribuida, se utilizan sistemas más sofisticados de monitoreo y control para adaptarse a las condiciones variables del clima y del mercado.