Cómo programar PLCs para controlar sistemas eléctricos

Cómo programar PLCs para controlar sistemas eléctricos

Los PLCs o controladores lógicos programables se han convertido en una herramienta esencial para controlar sistemas eléctricos, ya sea en una fábrica, edificio, o incluso en un hogar inteligente. Con ellos se pueden automatizar una gran cantidad de procesos y tareas, lo que permite ahorrar tiempo y dinero, mejorar la eficiencia energética y la seguridad, y reducir el riesgo de errores humanos.

Si eres un experto en electricidad y te interesa aprender cómo programar PLCs para controlar sistemas eléctricos, estás en el lugar correcto. En este artículo te ofrecemos una guía detallada sobre los pasos que debes seguir para programar un controlador lógico programable.

Qué son los PLCs y para qué se utilizan

Antes de entrar en detalle en cómo programar PLCs, debemos entender qué son y para qué se utilizan. Los PLCs son dispositivos electrónicos que se utilizan para controlar procesos industriales, desde la maquinaria hasta la iluminación. Estos dispositivos están diseñados para operar en un entorno industrial, donde los requerimientos son más robustos y exigentes que los de un ambiente doméstico.

Los PLCs son una solución flexible, escalable y fiable para controlar sistemas eléctricos. Por lo general, constan de una CPU o unidad central de procesamiento, que realiza cálculos y toma decisiones basadas en la programación que se ha cargado en el sistema. Además, los PLCs suelen contar con entradas y salidas (E/S), que permiten que el sistema interactúe con el mundo físico y controle diferentes dispositivos y equipos.

Elementos básicos de los PLCs

Antes de comenzar a programar un PLC, es importante conocer los elementos básicos que lo componen. En primer lugar, encontramos la unidad central de procesamiento o CPU, que se encarga de ejecutar el programa de control. La CPU está formada por un microprocesador, memoria y algunos chips adicionales que le permiten interactuar con los diferentes elementos del PLC.

Otro elemento clave de los PLCs son las entradas y salidas (E/S). Las entradas son los sensores que están conectados al controlador y envían información al sistema, mientras que las salidas son los dispositivos que el controlador controla, como por ejemplo luces, motores, etc. Las E/S suelen estar conectadas mediante terminales o conectores especiales, y se pueden ampliar según las necesidades del sistema que se va a controlar.

Por último, cabe destacar que los PLCs pueden programarse de diferentes formas, aunque la mayoría de ellos utilizan lenguajes de programación basados en contactos, como LD (ladder diagram), FBD (function block diagram) o SFC (sequential function chart).

Pasos para programar un PLC

Ahora que conocemos los elementos básicos de los PLCs, pasaremos a explicar los pasos que debes seguir para programar un controlador lógico programable.

1. Diseña el diagrama de control

Antes de empezar a programar el PLC, es recomendable realizar un diagrama de control que muestre el sistema que se va a controlar y cómo operará el PLC en relación al sistema. En este diagrama se deberían incluir las entradas del sistema, los dispositivos de salida y la forma en que funcionarán.

2. Selecciona el software de programación

Una vez que has diseñado el diagrama de control, deberás seleccionar el software de programación adecuado para el PLC que estás utilizando. Existen multitud de programas de software de programación PLC, como Siemens, Allen-Bradley, Omron, etc., y deberás seleccionar el que sea compatible con tu PLC.

3. Configura las entradas y salidas

En el software de programación, deberás configurar las entradas y salidas del PLC. Deberás identificar los distintos tipos de entrada y salida del PLC y elegir el tipo adecuado para cada una. Por ejemplo, puedes seleccionar una entrada digital si se trata de un sensor que sólo envía una señal binaria (0 o 1), o una entrada analógica si la señal a medir es una magnitud continua.

4. Programa el PLC

Una vez configuradas las entradas y salidas, deberás programar el PLC. Para ello, deberás seguir las especificaciones del diagrama de control que has elaborado.

Los lenguajes de programación más utilizados son LD (Ladder Diagram), FBD (Function Block Diagram) y SFC (Sequential Function Chart), aunque también existen otros lenguajes de programación como ST (Structured Text). Elige el que mejor se adapte a tus necesidades.

5. Descarga el programa al PLC

Finalmente, deberás cargar el programa que has elaborado en el software de programación al PLC. Para ello, deberás conectar el PLC al PC mediante un cable de programación y configurar las opciones de descarga en el software de programación.

Una vez que tienes el programa cargado en el PLC, deberás comprobar que funciona correctamente y que los dispositivos de entrada y salida operan tal y como se especifica en el diagrama de control.

Conclusión

En conclusión, programar un PLC para controlar sistemas eléctricos no es una tarea compleja, sólo requiere de la selección del software adecuado, una correcta programación y la configuración de entradas y salidas. Sin embargo, es recomendable contar con conocimientos previos de electricidad y programación para realizar esta tarea de manera eficiente y segura. En definitiva, si quieres automatizar procesos y controlar sistemas eléctricos de forma eficiente y segura, los PLCs son una herramienta muy útil y muy potente que no puedes dejar de tener en cuenta.